Por qué rechinar los dientes y apretar la mandíbula mientras duermes puede decirte mucho sobre tu estado de salud

  • tamaño de la fuente

Una de cada 10 personas padece bruxismo, un padecimiento involuntario que consiste en apretar la mandíbula y frotar los dientes al dormir, y cuyas causas pueden decirnos mucho sobre nuestro estilo de vida y salud.

 

Técnicamente se llama bruxismo nocturno, pero la mayoría de gente se refiere a este mal hábito involuntario como el acto de rechinar, deslizar o frotar los dientes y apretar la mandíbula mientras se está dormido.

La mayoría de los que padece bruxismo no lo sabe o no está consciente de ello, sin embargo, los síntomas son fácilmente reconocibles pues producen dolores faciales, de mandíbulas y afectan los dientes.

Este padecimiento afecta a niños y adultos por igual, y se cree que un 12% de la población mundial lo tiene. Afecta severamente la salud debido a que la acción de rechinar los dientes ejerce una fuerza 40 veces mayor que masticar.

La causa más común para comenzar este mal hábito involuntario es el estrés y aunque no es peligrosos por sí mismo, puede causar lesiones dentales permanentes y refleja un problema de ansiedad que, de no atenderse, puede desencadenar enfermedades gastrointestinales o cardiacas.

La forma más frecuente de bruxismo se da cuando la gente duerme, está concentrada en algo o tiene un nivel alto de estrés.

El estrés, la ansiedad y los problemas de sueño son las causas atribuibles de este problema o por lo menos, lo que exacerba su frecuencia.

Se cree que este problema es cada vez más común debido a que el estilo de vida de las personas es cada vez más estresante y complejo. Un estudio realizado en Brasil sugiere que los niños que sufren de acoso escolar tienen altas probabilidades de sufrir este padecimiento, tantas como cuatro veces más que quienes no tienen ese tipo de problemas.

Los datos arrojados en el estudio demostraron a los autores que el 65% de quienes padecen acoso también tienen bruxismo, frente a sólo 17% de quienes no son acosados.

Cómo se puede prevenir

Las recomendaciones para prevenir el bruxismo son las mismas que para reducir el estrés y la ansiedad. Por principio de pide a los pacientes que hagan deporte, encuentren actividades que los distraigan como pintar, leer, escribir, etc., así como evitar bebidas con cafeína, muy azucaradas o que contengan sustancias estimulantes.

Otros consejos son evitar las bebidas alcohólicas, dejar de fumar, dormir ocho horas diarias y acudir al dentista para que proporcione un protector bucal que evite daños en la dentadura.

Referencia: BBC

1010