Los mitos más comunes de las alergias alimenticias

  • tamaño de la fuente

Existen muchos mitos alrededor de las alergias y es importante conocer que sí y que no debemos de hacer para tratarlas.

 

Millones de personas en el mundo son alérgicas a algún alimento. Esa alergia suele manifestarse en diversas formas siendo las más comunes los malestares estomacales, las reacciones en la piel y en casos muy severos un shock anafiláctico.

Muchas personas creen ser alérgicas a ciertos alimentos porque alguna vez tuvieron una mala experiencia con alguno, porque un familiar directo es alérgico y hasta por simple  miedo a serlo como sucede con el gluten, una sustancia presente en algunos cereales que mucha gente ha dejado de consumir por creer que son intolerantes.

Antes de abandonar el consumo de algún alimento o ante la sospecha, es importante consultar a un médico que, por medio de una serie de pruebas, podrá diagnosticar y confirmar o desechar cualquier tipo de alergia.

Basados en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos son algunos mitos que existen en torno a las alergias y que es importante conocer para evitarnos desagradables sorpresas.

1.-  ¿Es posible tener alergia a un tipo de alimento?

Sí, por supuesto que es posible ser alérgico a un alimento y ese debe ser evitado. Según la OMS existen ocho alimentos que generar las reacciones más frecuentes y severas: cereales con gluten, crustáceos, huevo, leche (lácteos), pescado, cacahuates, soya y frutos secos (nueces, almendras, etc.).

El 90% de las alergias alimentarias se dan por alguno de estos alimentos o por los conservadores que se usan en ellos que contienen dióxido de sulfuro o sulfitos.

2.- La gente alérgica exagera sobre la reacción que les genera un alimento.

Nada más falso. Una persona puede tener una alergia severa a algún alimento y sufrir un shock anafiláctico que ponga en riesgo su vida.

Una alergia a un alimento puede ocasionar una reacción muy grave del sistema inmunológico y liberar una sustancia llamada immunoglobulina, que es la responsable de los síntomas de las reacciones.

3.- Comer solo un poco de lo que causa la alergia no te hará daño.

Esa es una afirmación falsa. Una cantidad por mínima que sea puede desencadenar un reacción severa. Tampoco basta con retirar del plato la comida que causa la alergia, ya que el resto del alimento se contamina y puede ser peligroso.

4.- Cocer los alimentos neutraliza el factor que causa alergia.

Falso. No importa si el alimento está o no cocido, las sustancia que causa la alergia no se modifica, neutraliza o elimina.

5.- Las personas alérgicas son poco comunes.

Falso. Aunque solamente entre el 3 y el 7% de la población es alérgica a algún alimento, se trata de entre 220 y 520 millones de personas en el mundo y la cifra va en aumento.

Recientemente se ha descubierto que la gente es más propensa a sufrir alergias y que cada vez más personas son alérgicas a algo; sin embargo, las razones aún no están del todo claras, hay quien atribuye esto al estrés de la vida actual, a la contaminación o a los químicos que se agregan a la comida.

6.- Las alergias se pueden heredar

Es un hecho que las alergias son hereditarias. Si los padres tienen alguna alergia, es probable que alguno de sus hijos las padezca.

7.- ¿Se pueden superar las alergias?

Sí se pueden superar algunas alergias a alimentos, pero otras es muy poco probable. Niños alérgicos al huevo y/o la leche, pueden dejar de serlo a más tardar a los cinco años de vida, pero las alergias a los mariscos, cacahuates y frutos secos normalmente no pueden ser superadas.

Si tienes alguna duda o síntoma, es muy importante que suspendas el consumo de ese alimento de manera inmediata y que consultes a un médico para confirmar o descartar sospechas.

 

Referencia: BBC

752