Conocer tu ADN puede ayudarte a rendir más y aprovechar mejor el ejercicio

  • tamaño de la fuente

Conocer el ADN no solo se limita a saber el tipo de enfermedades o padecimientos a los que podemos estar predispuestos, sino también nos puede ayudar a saber qué tipo de ejercicio y alimentación es la que más nos conviene.

Las instrucciones sobre la rutina de ejercicio y la dieta ideal para una persona puede estar escondida en su ADN. Según la más reciente tendencia en el mundo de la actividad física, conocer tu composición genética te ayudará a determinar cómo responde tu cuerpo a diferentes tipos de ejercicio y alimentos.

Esa información es útil para cualquier persona, pero especialmente para quienes sienten que se han estancado o que su rutina de ejercicio ya no les está dando los resultados que esperan.

En diversos países las empresas que se dedican a estudiar la información genética con fines nutricionales están en voga. Con tal solo enviar una muestra de saliva el laboratorio especializado puede determinar qué tipo de alimentos no toleramos y qué tipo de ejercicio es más efectivo.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Mientras algunos especialistas reconocer el valor de esta herramienta, otros la cuestionan debido a que actualmente la cantidad de información útil que se puede obtener con una prueba así aún es limitada.

Los que hablan a favor de este tipo de estudios y de su utilidad explican que como todo lo que somos de debe a una combinación única de nuestra genética y de la manera en que vivimos, es decir, lo que comemos y hacemos, conocer la composición y disposición de nuestro cuerpo es sumamente útil.

Si de acuerdo a nuestro ADN sabemos que algunos alimentos son buenos y otros no tanto, así como un tipo de ejercicio es benéfico y otro inútil, podemos diseñar a partir de eso nuestras rutinas y dietas.

Lo cierto es que contar con información, aunque sea mínima, es mejor a no tener nada. Si una prueba nos puede ayudar a decir qué es mejor para nosotros, puede ser positiva; pero no solo eso, te ayudará a decidir mejor los gastos que haces en productos vitamínicos, suplementos y hasta el tipo de gimnasio que es mejor elegir.

Recomendaciones

Si decides hacer este tipo de pruebas debes de tomar en cuenta varios aspectos:

  • El primero, acudir a un laboratorio o empresa seria que ofrezca resultados certeros, confiables y que te de una interpretación adecuada
  • Segundo, que aunque la interpretación o explicación sea muy clara lo mejor siempre será acudir con un médico que nos aclare dudas y nos de indicaciones.
  • Tercero. No tomar los resultados literalmente y confirmar con un médico, antes de tomar cualquier acción, es decir, si el estudio nos dice que no te conviene consumir gluten, por ejemplo, asesorarte con un médico para saber si se debe eliminar por completo o basta con reducir el consumo de productos con esa sustancia.

Recuerda que aunque puedes ser más apto genéticamente para cierto tipo de ejercicio, hacer deporte es la única forma de mantenerte saludable en todos los aspectos.

 

Referencia: BBC

 

619